martes, 24 de febrero de 2009

CRONICA DE SEVILLA POR KIKO



¡Hola amigos!
Esta es la crónica de un bonito maratón, con unos buenos compañeros, del Km21 club Santa Pola Club maratón Crevillente La Peña EL FLATO; y como no mi compañero Jhon, y yo mismo del Apolana.
Salimos de Elche el viernes por la tarde con el autobús de Aurelio, a tope y con muchas ganas ( por cierto, muy cómodo el autobús) de llegar, aunque nos quedaban seis horas por delante, después de hacer 2 paraditas 2 meaditas, y 2 películas, ya nos quedaba muy poco para entrar a Sevilla.
A pesar de estar oscuro, a nuestro paso por Granada pudimos ver como la nieve en Sierra Nevada iluminaba la noche.
La llegada al hotel don Paco fue a la 23, 30 poco más o menos, ni cortos ni perezosos, nos fuimos a dar una vuelta para encontrarnos con los amigos del club maratón Cartagena, tomamos unas cervecitas en una taberna, charlando agradablemente y riéndonos un rato.
Volvimos sobre la 1h,30´ de la madrugada y antes de subir a la habitación Alberto (sombrilla) nos propuso de hacer una trotada de 30´ a las 7,45 del sábado 21, a la cual acudimos unos cuantos y en la cual disfrutamos de una bonita mañana sevillana entrenándonos para lo que nos esperaba al día siguiente.
Volvimos al hotel y bajamos a desayunar con el resto de los compañeros y todos decíamos lo mismo (yo voy a comer poquito que sino mañana…..) pero creo que desayunamos para un mes.
Ya con el estómago de embarazad@s de 3 meses salimos hacia el estadio olímpico para recoger los dorsales y visitar la feria.
El día acompañaba con una temperatura muy agradable, Sevilla preciosa, el Guadalquivir imponente, había mucha gente, tomando el sol, pescando y haciendo deporte, una estampa preciosa. A todo esto nos hicimos fotos por un tubo, la cámara de Maite era un continuo cliK. Añadir que la conversación de fondo era el MARATON, ya que había muchos nervios con la carrera, ya que son 42,195 Km y hay que correrlos, para algunos era su debut y para otros era otro más pero con el mismo sentimiento.
Una vez recogidos los dorsales la siguiente parada comida de la pasta, que no se si es por el XXV aniversario del Maratón, pero estaba muy bien montado sin colas, muchos atletas y familiares, buen ambiente, música en directo y abundante comida para todos.
Ya nos quedaba menos para el gran día. Después de una buena alimentación con su correspondiente hidratación, y con la barriga ya de 5 meses de embarazo, nos volvimos al hotel paseando por las bonitas calles de Sevilla.
Yo no se si en Sevilla están en crisis pero en cada esquina hay dos o tres bares y todos a tope, ya sea mañana tarde o noche, será la alegría y la gracia que tienen los sevillanos para olvidar la crisis y pasar un buen ratito con su cañita y pescaito frito. Sobre al 15h 40´ llegamos al hotel y ya estábamos quedando para una hora después irnos a ver el campeonato de España de Atletismo de pista cubierta, como estaba un poco lejos, y ya llevábamos lo nuestro andado, decidimos subir al bus, pero por las malas indicaciones, nos bajamos bastante retirados del pabellón, así que anduvimos bastante hasta llegar al pabellón.
Había muy buen ambiente, nos hicimos fotos , con Marta Domínguez, Juan Carlos Higeros y Mayte Martínez, nos llevamos una camiseta firmada por los 3 y otros regalos.
Vimos un poco de competición y la final del 3000 en la que salió mi ídolo Chema Martínez, aunque no gano.
Decidimos retirarnos pronto de allí, ya que habíamos quedado para cenar con los amigos de Cartagerna y queríamos hacerlo pronto para no dilatar mucho la noche. En la cena nos juntamos más de 30 comensales y aunque parecía que nadie quería comer mucho, por lo que nos esperaba al día siguiente, comimos como bestias, todo muy bueno, pizzas (tamaño rueda bicicleta) ñoquis,( ñocos al revés, como le llamaba nuestro buen amigo Francisco Navarro) pastas, ensaladas y el super postre “ EL PUTO”.
Fue una cena de amigos, aunque muchos no nos conocíamos, pero a todos nos unía algo especial “LA MARATON”.
Tomando el café, me di cuenta que siempre estábamos prediciéndonos los tiempos de unos y otros en función que pasaban las horas y en los sitios que nos encontrábamos, de tal forma que íbamos de – a +, no se, si era caguitis aguda o qué, pero lo cierto es que si uno pensaba hacer 3h, se iba a 3, 15´, el de 3, 30´ se iba a 4h y el de 4h ya perdía hasta el autobús, en fin todo con mucho humor y con ganas de empezar nuestro reto.
Finalizado el banquete, nos fuimos al Hotel a punto de parir y los que tomamos “PUTO” peor todavía,
(aunque hubo a quien le sentó mal el poleo).
Y por fin llegó el gran día, recuerdo que pasé una noche un poco revuelta tuve 3 sueños, a cual de ellos peor, el último de ellos me despertó de un sobresalto, fue como una pesadilla, en el veía como Alberto venia a despertarme a las 8h 30´y el MARATON iba a empezar, en fin creo que la culpa tuvo el “PUTO”.
Ya en tiempo real, eran la 6 de la madrugada y la cuenta atrás había comenzado. sólo quedaban 3 horas.
Me arreglé el quipo y bajé a desayunar tos llevábamos en la cara el mismo gesto de alegría y preocupación, esta vez el desayuno no fue como el día anterior, ya estábamos a tope de energía, así que ligerito y rápido.
A las 7h 45´subimos al autobús y poco antes de ponernos en marcha, mi amigo Jhon, me recuerda si levaba el Chip, en ese momento grite, Host…….. el CHHHHHHHIIIIIPPPPPPPPP. Como un rayo subi a la habitación a por él.
Ya en marcha, se notaba mucha energía y ganas de empezar, La mañana era fresquita, aunque sabíamos que más tarde e sol nos calentaría bien, después de bajar del autobús, nos fuimos a calentar un poco, había muchos atletas y como siempre largas colas en los meódromos para las últimas meadítas.
Por los altavoces, ya se oia que fueramos poniéndonos en nuestras posiciones, las liebres ya estaban colocadas y todos buscábamos con la que pensábamos que estaríamos más cómodos. En primera fila, estaba nuestro campeón Abel Antón y los “Conguitos” (esos si que no tenían pinta de haber comido en un mes) y a continuación 3000 tíos más, todos haciendo los últimos estiramientos y programando los cronos, gps, mp3, mp4 y demás artilugios. Ya no quedaba más que oir el disparo de salida y a correr. De repente, se oye ¡¡¡¡¡¡¡¡¡ PUM!!!! Y como si hubiesen dicho maricón el último, salimos a lo loco, bastante mal, sobre todo por la parte de delante, todos muy apretujados hubo quien cayó e incluso vi como alguno perdió la zapatilla que después pisarían el resto de los atletas ya que alli no paraba nadie, y no se porqué tanta prisa cuando quedaban todavía 42 km por hacer. Mi liebre de 3 horas perdió el globo y la verdad es que me costó unos cuantos Kms averiguar donde estaba, aunque por mi reloj, sabía que por lo menos iba bien a 4´15”, estando bien situado, pero notaba que la liebre me hacia falta, hasta que en un claro de corredores, logré ver que en una camiseta de un atleta, “ VOY PARA 3h”, así que me quedé con él para ver que tal me iba . Conforme pasaban los Kms, notaba que si era un ritmo que podía llevar bien, al menos hasta el medio maratón que lo pasé en 1h 29´, aunque mi preocupación era el segundo medio maratón.
La gente no paraba de animar, y eso era un plus añadido a la carrera, así que consegui llegar al Km 37 con la misma alegría que había salido, pero evidentemente más cansado,. Sólo quedaban 5Km 195m, eran tan poquitos, pero tan lejanos a la vez que se me hacían eternos.
Ahí se supone que es donde empieza el famoso muro, pero esta vez no logré verlo, pasando olímpicamente de él.
Ya en el Km 41 comienzo a oir los altavoces del Estadio y escuchar al SpiKer animando a los corredores, solo quedaba 1Km 195m y era el final, y que yo estaba al lado de mi querida liebre (nunca había querido tanto a un animal como ese día) asi que de repente te sube un cosquilleo de emoción que te recorre todo el cuerpo, te acuerdas de tu familia, de tus compañeros y que ya lo tenía conseguido, enseguida decidí, que era el momento de abandonar la liebre e ir a por todas, ya que te sientes tan bien al saber que ya has conseguido tu objetivo.
De repente estás en el túnel del estadio, la pista y la última recta donde veo el crono por debajo de 3h, la alegría es inmensa y no sabes si reir, llorar o gritar, el caso es que todo ha terminado y solo queda el ver llegar a tus compañeros y animarlos en sus últimos metros.
Tengo que decir, que no se si fue el famoso “PUTO” o qué, pero todos los que lo comimos, logramos un buen tiempo por debajo de nuestros objetivos. De vuelta a hotel no parábamos de comentar la gran hazaña había mucha alegría de haber hecho un abuna carrera y de donde ya se oia, “ PARA LA PRÓXIMA”…… en fin es como una droga pero de la buena .
Desde aquí quiero felicitar a todos los que fuimos a SEVILLA 2009
VICENT, mi compañero de habitación (“no fumes cabró”)
MIGUEL ANGEL y su mujer
JUANI y Marido
GASPAR y MARI JULI Santa Pola
EMILIO y su mujer
LOPEZ y su mujer
MANOLO HURTADO y su mujer
GERMÄN y su mujer
DIEGO, mujer e hijos
JOSE ANTONIO y su suegro (Control)
FRANCISCO ( El piolo abanderado) y su mujer
LOS DE CREVILLENTE
RAMÓN (Las Muñecas de famosa)
JHON
PACO y ANGELA
MAITE y ALBERTO
No puedo terminar sin darle las gracias a mi mujer PATRI y a mis 3 hijos PABLO, JULIO y KIKO por todo el apoyo incondicional que me proporcionan en todas la carreras

4 comentarios:

SUI IURIS dijo...

Kiko, no sólo eres la repanocha como corredor, sino que también eres un escritor del carajo. Me has puesto los pelillos de punta. Genial crónica, sí señor. Está todo. Y da pena que se termine. TE DESEO LO MEJOR PARA BARCELONA. Pero luego descansa ¿vale? Un abrazo y hasta pronto.

Ramón dijo...

Muchacho eres todo un deportista hasta la médula. Con esas ganas te comes el mundo en dos días. Suerte en Barcelona y que nos veamos pronto pero yo retorciéndome como las muñecas de Famosa. ANIMO CAMPEON

FERNESTIC dijo...

KIKO...., Gracias por ser como eres, gracias por las galletas del autobús y que disfrutes en Barcelona.

Trapatroles dijo...

Felicidades por la marathón de Sevilla.
Ya me ha dicho Paco Navarro que no estaréis en Cartagena.
Os echaremos de menos el domingo 1 de marzo.
Saludos