martes, 21 de abril de 2009

24 MDS 2009 NON STOP

1/04/09

ETAPA NON STOP
Nos levantamos como en días anteriores sobre las 5,30h, a las 6 llegan los termitas para quitar las jaimas, son rápidos y eficientes, en menos de 5´nos han quedado al descubierto.
A las 8,30 estamos preparados, y nos vamos a la salida, ya que a las 9 nos poene en marcha, nos tienen más de 20´de pie retraso a la solanera mientras Patrik nos da la arenga diaria.
Como en las anteriores etapas, salimos con tranquilidad, y en esta más que es muy larga y dura, el primer PC esta a 12kms y lo hacemos muy bien, descansamos un poco y rellenamos bidones y continuamos al CP 2 que está a 14 kms. Seguimos la misma tónica que las etapas anteriores, por el camino, vamos contando chistes y cantando, comienzan a pasarnos los corredores que han salido 2horas y media más tarde son los que van en los 50 primeros puestos. Paramos a dar chocolatinas y comida a los niños/as que nos encontramos por el camino, no sabemos de donde salen, pero hay bastantes.
El PC3 esta en el Km36 y en este cambiamos calcetines y limpiamos pies, tomamos batidos y rellenamos bidones.
Continuamos al Pc4 que será el Km 50 con la misma tónica que los anteriores, la llegada es de noche, entramos en el control y vemos a cantidad de corredores tumbados en las protecciones habilitadas para descansar, están durmiendo o descansando, han decidido parar y esperar al nuevo día.
Del CP4 al CP5 es una pasada, dunas y más dunas, inmensas, una detrás de otra, parece una montaña rusa gigante, pero cuando creíamos que lo peor ha pasado, nos encontramos con una inmensa mole de roca que tenemos que subir, el corazón se nos salía del pecho y los pulmones no daban abasto para recoger aire, cuando por fin coronamos, no encontramos que la bajada es peor aún que la subida.
Piedras y arena se mezclan sin cesar, todo esto lo tenemos que pasar con la simple luz de un minúsculo frontal, que no habíamos llevado, la luna no está, ya que es menguante. Al comenzar la bajada, una chica francesa, se cae y una de sus manos queda atrapada bajo su mochila, mientras que uno de sus pies, está metido entre dos piedras no pudiendo hacer ningún movimiento para liberarse, José Antonio que va detrás de ella, se apresura a ayudarla y logra zafarla del aprisionamiento en que había quedado, aunque dolorida y con el pie y la mano maltrecha.
Logramos llegar abajo sanos y salvos, el terreno es de rocas con aristas cortantes, las altas temperaturas del día y las bajas de la noche, hace que las piedras se resquebrajen quedando afiladas como cuchillas.
Llegamos al PC5 y está solitario, hay poco personal de apoyo, pero hay bastantes durmiendo donde se puede, algunos al raso, metidos en el saco. Decidimos hacer los Kms que nos quedan de un tirón, parando a reponer el agua de los bidones y nada más.
El PC6 lo pasamos sin detenernos casi, rellenamos los bidones y seguimos camino, los pies se han contraído algo por el frio de la noche, pero las molestias nos dan sus condolencias, la pisada se hace dificultosa y todo el pie es un lamento, como el pedregal es de lo más diverso, pues se pise como se pise dolorcillo al pie.
Pasito a pasito nuestros pies van tropezando con todas las piedras del camino. A lo lejos se divisan unas luces que se nos antojan mágicas, llevamos más de 85 Kms, poco a poco vamos acercándonos y divisamos el arco de entrada, todo iluminado con sus luces de colores.
Son la 5 de la madrugada después de 20h y 15´de duro camino terminamos los 91 kms de la etapa más larga de toda la historia de la MDS. Recogemos el agua que nos corresponde y nos dirigimos al chaletico para descansar un rato. Todo el campamento está en silencio, los que han llegado antes, están metidos en sus sacos disfrutando del merecido descanso.
Etapa terminada nos quedan 42 kms de nada.

No hay comentarios: