viernes, 1 de mayo de 2009

CRONICA 24 MDS 2009 POR "ELJUBILATA"

"EL JUBILATA está inspirado y con tiempo, por lo que nos deleita con la segunda parte de su crónica. Seguirá contando.

24 MATHON DES SABLES
Fotos: Él Sombrilla (con pili y mili) (1)
Texto: Él Jubilata

CAPÍTULO 2º
Tras pasar la última noche antes de la prueba y cenar los “manjares” de nuestro hotel, madrugamos El Jubilata un poco mas ya que la gastroenteritis (recordad que no se pude decir caguetilla) que tenía El Sombrilla, ya curado, la tomo en todo su esplendor, la hostia en verso un botijo.
Desayunamos, al bus y a por nuestra 1ª etapa, que era la 2ª en nuestro libro de ruta (Road Book), durante el trayecto de casi una hora casi pido unos dodotis.
Llegamos al punto de salida todo el mundo de los nervios, música a toda castaña, pasamos el control de salida nos hacemos multitud de fotos El Sombrilla con su ídem en la cabeza con la bandera española causa sensación internacional, le sacan más de 1000 fotos, le toman cantidad de cámaras de TV, acaparamos agua, tal vez demasiada, nos ponemos protector labial de 50, protección solar y vamos dejando un poco de nervios y otras cosas porque a falta de protecciones naturales detrás de un bus, me explayo por 3ª vez, nos vamos haciendo a la idea de que por fin vamos a aprovechar la inversión de entrenamientos de año y medio.
La mochila nos pesa alrededor de 12 kilos a cada uno, pero al llevarla muy entrenada no nos agobia, ya perderá peso al pasar los días.

Con él a la postre ganador de la prueba
que no cumplió su palabra de repartir.
Ya en la línea de salida recibimos la oportuna arenga en francés, eso sí traducida al inglés (el traductor de valenciano no apareció en toda la semana, por lo que no nos enteramos de nada), cada día se cantaba el “Happy Birthday To You” a los participantes que cumplían años y se aplaudía a rabiar.

La arenga diaria Por fin la salida
Por fin la salida, a lo lejos se veían las gigantescas dunas denominadas ERG CHEBBI que nos aguardaban, la sensación térmica era llevadera aunque estábamos a 34º, comenzamos la travesía de dunas más grande de toda la 24 Marathón des Sables, las de Arenales y La Marina eran infantiles a su lado, tuvimos un poco de suerte ya que las lluvias las dejaron que solo nos hundíamos un palmo, aunque al no ir en cabeza ya estaban removidas: conocimos el polvo húmedo ( je-je, de arena, es que siempre lo mismo y los mismos………) me refiero a que parecían
húmedas pero al pisarlas salía polvo, cuando estábamos rodeados de arena y nada más que arena y mas arena por todas partes nos encontramos con un niño en bici (?)

¿De dónde habrá salido el niño de la bici? Elx Extrem en la etapa
Llegando al CP1 (1º control) Km. 14,5, no puedo aguantar más y me escondo a disfrutar de lo mío, ¡uff que alivio!
Pero El Sombrilla, cacho de cabra adulta y macho, me localiza y saca el inoportuno testimonio gráfico.
Se acaba la primera travesía de dunas, a partir del control entramos en terreno pedregoso, pero llano con algún repecho soportable, el calor comienza a apretar esta travesía se denomina OUED MIN AJER. Durante varios kilómetros vemos a lo lejos y a nuestra izquierda dunas, entre estas y nosotros algo de vegetación se diría que parece un río, pero cualquiera se desplaza 500 metros. Continuamos, comienza una prolongada subida, vemos a lo lejos un fuerte abandonado de la Legión Extranjera, un poco más adelante vemos un poblado que nos parece abandonado por lo ruinoso, pero no, viven personas y aunque no se ve tendido eléctrico se ven un par de antenas parabólicas, en el ROAD BOOK vemos que se llama M`FIS, aprovecho para aliviarme de nuevo

en un rincón que creo no llegará El Sombrilla con pili.
Llegamos al CP2, Km. 23,8, quedan menos de 10.
Reponemos agua, cambiamos calcetines, os recuerdo que son de puta madre, y a por el último trayecto.

Parte del equipo en el poblado Unos participantes de paseo
A lo lejos se ven de nuevo las gigantescas dunas que hacen a esta prueba la más dura del mundo, el calor se mantiene alto, de los 4 botes de ½ litro uno siempre lo llevo con isostar.
A los 2 km. pasamos el primer grupo de dunas de también unos 2 km., ya comienzo a acusar el esfuerzo mis compañeros van mejor, pero es que he perdido la fuerza por donde la espalda cambia de nombre, es decir por el c…. En el 30 comenzamos el último tramo de dunas me parecen grandísimas. Me olvidaba decir que a partir del 1º control fuimos cantando nuestro repertorio de canciones, el director artístico ya habréis adivinado que es El Sombrilla, brillante el tío.
Tras subir la madre de todas las dunas se divisa el vivac a más de 1 Km., pero me (nos) parece el paraíso.
Al llegar El Cocinas nos obliga a entrar a la pata coja, procuro no caerme, tengo menos fuerza que un muelle desfondao. Un poco más de 7 horas, no va mal la cosa.

Dos vistas del vivac
En el vivac las jaimas (como ya aclaré en la ultra maratón del Mar Muerto, jaima no es el femenino de Jaime, sino una tienda de campaña,…. de nada) blancas son para la organización y prensa, las negras para los participantes, a mas jodidos más oscuras.
Nada más llegar nos ponemos el mono de pintor hasta el día siguiente, es ligero y confortable.
Cada jaima es para 8 participantes, todos los que salimos de Madrid estamos consecutivos, en la nuestra
Además de nosotros 4, esta Antonio Morente, ex compañero mío de Alcoy que sigue en activo para que yo siga cobrando, Dios lo bendiga, ha preparado las dunas con nosotros y compartido viaje. Manel, un catalán de puta madre con buen sentido del humor y muy ordenado, Paco, un atleta de S. Vicente del Raspeig, el más joven (y pardillo) del grupo ¿pues no que no ha traído esterilla para el suelo?, muy buen compañero y por último Luc, un francés afincado en Cataluña, que empezó tímido y reservado y acabó comiéndose el jamón que se ofrecía por allí, un poco más y nos pide relaciones, un tío fantástico.
En el suelo ponen una alfombra con más mierda que en la fábrica de mierda, y bajo esta cada pedrusco que valdría para la construcción, quitamos los que podemos, con la esterilla hinchable sí que hemos atinado.

Restañando averías y hablando con Olivié Los 8 de con 8 basta delante de nuestro hogar
Nada mas afincarnos se arma un revuelo ¿habrá venido Sara Montiel?, pues no, han matado una serpiente en una jaima próxima, El Cocinas investiga por donde está el centro de comunicaciones en donde te permiten enviar un e-mail por persona y al lado llamar por teléfono a razón de 4 euritos minuto, es vía satélite y se oye con retardo, por hay enviaba las crónicas a Olga.
En lo alto de una duna cercana en un solo punto había cobertura de móvil, así que un metro cuadrado llegamos a estar 8 ó 9 al mismo tiempo, el hablar con la familia nos reconforta.

Nos visita Olivié, miembro de la Organización que habla castellano, nos comunica que la etapa del día siguiente se hará en círculo de 36 Km. y volveremos al mismo vivac, dice que es por las lluvias de días atrás pero nos quedamos con la mosca tras la oreja.

Con Marco Olmo, gran campeón No, no nos vamos, es que estamos de espaldas

Cerca de nosotros está el contingente italiano, entre ellos destaca Marco Olmo de 61 años, viejo conocido de El Sombrilla y El Cocinas, habían coincidido el año antes en la Trans Grancanarias, prueba que había ganado. Un gran atleta y mejor persona. En carreras de montaña de los 3 ó 4 mejores del mundo.
Tras cenar un poco de sopa, jamón, lomo y un poco de pan (El Cocinas cena el doble, pero dice que tiene riesgo de hipoglucemia), nos preparamos para dormir, sacamos el saco de hasta +5º (lo habíamos cambiado por otro que aguantaba -5º y 100 gramos mas, que listos de los cojones), la leche que frío pasamos, la temperatura de noche bajo 0, la gélida brisa nos helaba hasta los higadillos.
Me toca entre Manel y El Científico, por fin cambio de pareja, a ver si son más cariñosos, enfrente El Cocinas y El Sombrilla, se sonríen con ternura……….
Dormimos poco por el frío, yo tenía serias dudas de poder continuar por la falta de fuerzas, mañana será otro día.

No hay comentarios: