lunes, 4 de mayo de 2009

CRONICA 24 MDS 2009 POR "ELJUBILATA"

¡Hola amigos!

Tercera entrega de esta apasionante aventura vivida en Marruecos.
La verdad es que se pasa el tiempo volando leyendo el relato, y como siempre nos queda en lo más interesante. Os dejo con ello.

24 MATHON DES SABLES
Fotos: Él Sombrilla (con pili y mili)
Texto: Él Jubilata
CAPÍTULO 3º
Al despuntar el día, 31/03/2009, todo el mundo arriba, la Organización ha decidido que la etapa de hoy vuelva a este mismo vivac, es decir que haremos un círculo de 36 Km., por lo que hoy no vendrán las termitas (termitas: personal autóctono que levanta las más de 120 jaimas , en menos de una hora cargándolas junto con las alfombras en camiones, que aquí estarían en desguaces, para llevarlas al siguiente vivac ). Aunque dicen que el cambio es debido a las últimas lluvias corre el rumor de problemas de seguridad, en fin a lo nuestro.
Me encuentro como nuevo, remite el temporal intestinal pero ¡ay amigo!, el sr. Cocinas lo coge en todo su apogeo, el Científico (haciendo honor a su nombre viene muy preparado), nos proporciona una pastilla a cada uno que a mí me termina de curar, pero a él solo le suaviza el problema, pero no es él solo, se ven en la lejanía algunos atletas abonando el desierto.
Para acabar con las penas a el Científico, le vienen mareos sabe que son de las cervicales y no de un posible embarazo ya que sería muy reciente.
Hace un frío del carajo, se nos hielan las ideas porque no decimos más que tonterías, desayunamos los polvos mágicos con sabor a chocolate (y también nos aseamos con ducha de aire caliente, tostaditas, maquillaje, un masaje tailandés………….¡uy! perdonad os estoy relatando un sueño, es mentira y me da gusto )
Despertando el campamento, en la foto un colega mejicano ante su jaima con las banderas de Méjico y Cuba.
El Sombrilla, como ya os habréis dado cuenta, es el jefe espiritual del grupo, nos sugiere ponernos la bandera de España en la gorra, lo hacemos encantados y partir de ese momento causamos sensación nos demandan fotos gentes de todos los países, destacando los japoneses, ya no somos anónimos (solo alcohólicos je-je) .

Con frío preparados para la batalla El Cocinas, secando calcetines El cilindro amarillo es la bengala.

En la arenga diaria el jefe supremo Patrick Bauer, que por cierto también tiene gastroenteritis, recordad que no puedo decir “chaguetilla”, nos informa que por no haber podido correr la 1ª etapa la del día siguiente, la non-stop, pasará de 80 a 91 Km. QUE SERA LA MAS LARGA EN TODA LA HISTORIA DE LA PRUEBA, los que aún tenemos un poco de riego cerebral nos acojonamos, de pronto se oye una voz potente en español “no tenéis c…..de hacerla de 100 cabrones”, hostia era el Cocinas, como podemos lo calmamos…
A las 9 dan la salida, sigue haciendo un poco de frío, al fondo se ve una subida respetable para allá vamos dando el grito de guerra del gran Fidel “que se jodan”, aplicable a las ampollas, rozaduras problemas musculares, al que te mira, al cansancio. En fin a todo, podremos con todo lo que nos echen.

Aprovechando una bajada El equipo en pleno en el1º control.
Tras un tramo de dunas, piedras, subidas bajadas y barro llegamos al 1º CP en el kilómetro 13,9. Decidimos parar lo mínimo reponemos agua y “pálante”.
Del frío ya nos hemos olvidado va pegando el sol, comienzan a derretirse las piedras, el helicóptero
nos pasa varias veces muy bajito y toda hostia, le hacemos auto-stop, pero nada.
Ante nosotros una recta de casi 7 Km., se hace larga muy larga, el terreno es agradable no muy duro y con no demasiadas piedras, acaba en un paso por las montañas MOUGUY AAYOUN

Transcurso 2º sector de la 2ª etapa. Calor Los polvos mágicos para los pies en CP2

Llegamos al CP2 en el kilómetro 25,2, aquí paramos un poco más, batido de vainilla , cambio de calcetines, por cierto unidos a los polvos para los pies están conteniendo a las temibles ampollas, ya hay compañeros prácticamente cojos.
Nos ponemos en marcha, a la lejanía se vislumbran dunas adultas. Vamos a buen paso, animamos a todos los atletas a los que sobrepasamos. El calor continúa a lo suyo.
En el Km. 33 llegamos a las dunas, la arena está especialmente suelta, se hace duro este tramo El Sombrilla y yo comenzamos una conversación muy interesante sobre aeromodelismo, El Cocinas celoso de los conocimientos del primero y mi interés, se pica por lo que tenemos que echarlo para adelante.
Por fin el vivac a lo lejos, ya tenemos en mente la etapa de mañana de 91 Km., pero con la convicción de que la acabamos.

Cuidándonos los pies Los servicios médicos con un participante
Según la organización a cada atleta le salen 11 ampollas en los pies, estadística de 23 años, a nosotros nos han salido 6 muy pequeñas entre los 4, curadas para siempre por El Científico, que las vacía y rellena con betadine cubriéndolas después con piel artificial.
Quiero recordar que antes de comenzar en el hotel, no aparecieron las navajas –material obligatorio-, que estaban a mi cargo debido a no poder llevarlas en cabina en los aviones, al buscarlas no aparecían, pensé y dije: me las han “robao”, tampoco encontraba el ventral donde llevaría dos bidones y la comida del día. El personal después de descojonarse de mí, por algún truco de magia o milagro pesebrero hizo que las navajas aparecieran en Madrid en casa de mi hija y el ventral en la maleta, para mí que tenían un pacto con el diablo para joder al abuelo
Lo de las navajas se solucionó comprando en una tienda de Erfoud, de tan buena calidad que antes de probarlas se habían roto. A día de hoy, todavía se descojonan los tres, este Diablo…………..
Tras estirar un poco las piernas, El Cocinas va a llamar a Olga para pasar la crónica diaria, enviamos un e-mail cada uno, nos subimos al metro cuadrado donde había cobertura en la duna ya citada. El hablar con nuestras esposas nos anima y ayuda mucho.
También que nos distribuyen los mensajes recibidos en papel, es emocionante leerlos en voz alta, hay mucha gente que a pesar de nuestro estado mental, nos aprecian, la hostia que emoción.
Cenamos jamón, lomo, otra vez sopistán calentado en el hornillo de El Sombrilla, el otro sin estrenar.
Al hacerse de noche sobre las 20 horas a dormir, esta noche me he hecho con una bolsa de basura de las grandes que una vez en el saco me meto en ella y me llega a la cintura. Mano de santo ni gota de frío, esto y también que quitando un par de palos a la jaima los extremos bajan a un palmo del suelo, como somos muy perspicaces (podíamos habernos dado cuenta ayer, que hemos visto que lo hacían todos los demás.
El Cocinas continúa con sus tormentas intestinales, mañana repetirá pastilla.
Las estrellas se ven espectaculares nadie recordaba esta visión, es única.
Nadie habla de la etapa de mañana, pero tenemos claro desde antes que la haremos de un tirón a pesar de los 11 Km., de más que le han añadido……….mañana más
El vivac de noche